Informes Diario



17 / 03 / 2020: Los mercados globales tomaron un respiro y Argentina sigue preocupada


Los mercados globales buscaron hoy una recuperación y descanso de bajas.

WStreet recuperó 4,50%, Bovespa en Brasil +6,78, mientras que nuestro Merval, México y Chile se hundieron en bajas de 2,47%, 4,12% y 0,70%. Las empresas argentinas rompen mínimos en precio desde las elección es Paso.

Presionadas por un súper dólar emergente, las monedas latino americanas mantuvieron hoy pesadez y depreciaciones pero en tonos más aceptables (luego de los desmoronamientos anteriores). El Real-0,51%, el $Colombiano -2,31%, el $Mex -1,33%.

Nuestro mercado oficial de cambio replicó un ajuste parecido al de ayer en el tipo de cambio de 13,52 centavos, manteniendo la tasa de depreciación de nuestro Peso en 31,52% en dirección a cerrar el mes en 40%TNA a pesar del sombrío escenario global.

El volumen de plaza resultó ser 32% inferior al de ayer, y el Banco Central debió vender 50 millones de dólares de sus reservas para mantener en rango el ritmo de ajuste de la moneda en ese sector de mercado. Las reservas están en declinación diaria por goteo, a su vez con un “dólar solidario” a virtual nivel del dólar informal, testeando al BCRA a honrar ventas de minoreo.

A su vez, la toma de conciencia del sector corporativo y bancario sobre el riesgo del Covid-19 se consolidó hoy en una tendencia de las personas a realizar sus tareas en modo de Teletrabajo, lo cual ralentizó los movimientos de precios, y llevó el ritmo operativo a un tenor que le bajó impacto a los movimientos de precios.

El mercado de contado con liquidación de bonos operó pesado de oferta registrando una baja de 3 puntos en su brecha, cerrando en 39%Ar$88,00.

La plaza cambiaria informal de calle mantuvo su tono comprador subiendo un punto su brecha a 36%Ar$85,75. En este sector de operaciones entendemos afectan las medidas de cuidado de baja exposición entre personas, moderando la suba, ya que las personas que están en posición compradora encuentran limitaciones (medidas de protección bancaria de limitar la presencia) para hacer las extracciones de Pesos en sus bancos.

El marco global, a pesar del aire de hoy, sigue atormentado. Vienen las revisiones a la baja en el crecimiento de todos los países desarrollados como un común denominador.

Da la sensación de que los mercados no construirán un piso de loza hasta que no se revierta la curva de propagación del Covid-19.

En este marco, Argentina se lleva una de las peores partes con una deuda insostenible y los commodities agrícolas en el barro, con la soja tentando una baja hacia los 300 dólares. La caída de la demanda global conspira.

El frente externo exacerba nuestra complicación autóctona. El riesgo país y la deuda en paridades de baratija valores que ya no son indicadores de crédito. Nuestra deuda en Pesos en un marco diferente con caídas casi insignificantes del 1-2% bajo una estrategia de gobierno de buscar renovarlos a un gran costo de esfuerzo.

Nuestra economía ya estaba estancada en una recesión y con miras a reestructurar la deuda, situación que resultó postergada por el desmoronamiento global. La caja está ajustada y tenemos más cerca la probabilidad de un default (así nos ven técnicamente desde el exterior).

La incertidumbre instalada de la reestructuración le da solidez a una recesión que teníamos alguna posibilidad de superar.

Aquel objetivo de renegociar la deuda y alcanzar el acuerdo antes de finalizar este mes era ambicioso.

La realidad actual global derritió esa posibilidad.

Ahora se ponen expectativas en las primeras semanas de abril.

La llegada anticipada de un invierno en marzo con mayor posibilidad de expansión del virus localmente, complica aún más nuestra expectativa de alcanzar un acuerdo para crecer (como proponía el gobierno) en un mundo que solo sabe que se va a contraer.

El gobierno, amplía las medidas del Covid-19, cerrando fronteras, limitando la movilidad interna, y discutiendo internamente sobre si limitar el sector comercial.

Se teme la expansión general del virus en el país para el feriado largo próximo de marzo a través del turismo interno.

Las autoridades miran con obsesión el feriado largo temiendo la distribución del virus. La experiencia de Italia y España, que mantuvieron libertad de movimientos con la epidemia ya en propagación, son los ejemplos que los funcionarios respetan. Las restricciones parecen ineludibles.

Todo está en manos del Pte Fernández quien de fondo juega una carta política de arribar a un éxito en esta contingencia para capitalizar con mayores reformas a posteriori.