Informes Diario



01 / 04 / 2020: Día 13 de cuarentena - El mercado concentra su foco en la remediación de la crisis económica interna


A 13 días del inicio de la cuarentena, el mercado financiero sigue de cerca los anuncios del gobierno quien analiza medidas tras medidas para atender los trastornos generados por el virus sobre todo en cadena de pagos y bancos.

En lo global, hoy volvió la volatilidad con caídas importantes de entre 2 y 4,50% en las bolsas.

EEUU se posicionó en el centro de la escena del Covid-19 esperándose dos semanas de alta propagación del virus con impacto de volatilidad en mercados.

Los segmentos de mercado de cambio local continúan sumidos en sus dificultades estructurales para reflejar el verdadero sentimiento financiero de esta crisis.

El mercado oficial de cambio operó con su rutina de transacciones genuinas y el BCRA interviniendo con compras totalizando un volumen total de 215 millones de dólares y el seguimiento del crawling peg que con el cierre de hoy de su tipo de referencia en 64,5295 cerró técnicamente el mes de marzo con una tasa de depreciación para nuestro Peso de 41,28%tna, tasa que la semana pasada pintaba para arrimarse al 50%tna y no resultó así.

En los segmentos libres de mercado de cambio las brechas continúan atrapadas en el movimiento de la oferta de dólares que prevalece y responde a la necesidad de capital de trabajo frente a la cuarentena con bancos cerrados y ruptura de la cadena de pagos. Así el CCL cerró hoy su brecha en 36% Ar$87,50. El mercado informal de calle sigue estando con dificultades de logística y el valor trascendido para operaciones aisladas es de 83,00 y una brecha de 29% notándose con mayor vehemencia la necesidad de Pesos.

Poniendo foco en las monedas emergentes, cerramos un mes de destacadas devaluaciones de monedas emergentes, en un escenario muy alterado por el COVID-19 y su impacto económico, donde la peor moneda resultó el Peso Mexicano -17.02%, seguido por el Rublo Ruso -14.71%, el Real Brasileño -14.10%, el Peso Colombiano -12.99% y la Rupia Indonesa -12.21%. Nuestra moneda libre expresada en el CCL subió sólo 6%mostrando que el peso argentino no alcanzado por el cepo devaluó menos que los emergentes, explicado parcialmente (como ya lo anticipamos) por la necesidad estructural de pesos que están enfrentando las grandes empresas para pagos de sueldos entre otros aspectos. El tipo de cambio oficial, acumuló una suba en el mes de 3.63%.

Cerramos hoy técnicamente (ayer fue feriado aquí) un trimestre global y local para el olvido.

El distanciamiento social sanitario requerido para hacer frente a la pandemia ha provocado el cierre provisorio de las economías, deteniendo la producción, y dejando sin ingresos a gran parte de la población. Esto ha causado grandes problemas financieros para los individuos y corporaciones, causando una volatilidad quizá antes no vista.

El petróleo languidece en un valor de dls 20 (WTI) no dando pautas de recuperación producto del exceso de inventarios y la entrada en el freezer de la economía norteamericana. Los granos hoy volvieron a mostrar debilidad.

En nuestro país, el gobierno que no entiende en estos momentos la necesidad de liderar los cambios que la crisis requiere, con las provincias anunciando que pueden salir de la vía intentando emitir cuasi monedas y descontrolando el control monetario central, lo cual sugiere un temblequeo de poder central y dándole a la política otra vez la oportunidad de ocupar el centro de la escena.

Por otro lado, se insiste en mirar la punta de los zapatos buscando una salida a la deuda que en abril y mayo ya exige importantes salidas de caja en dólares.

El riesgo es que la buena letra hecha en lo sanitario se desmadre con descontrol económico y falta de decisiones creativas para descomprimir el apretón en la cadena de pagos.

Esta segunda fase de cuarentena saca de foco lo estrictamente médico-sanitario para abrir por el espanto un segundo andarivel de importancia casi superlativa que es el escenario económico financiero y las derivaciones de falta de control político del orden interno.

La única buena hoy es el haber obtenido el ok del FMI para disponer de una masa de fondos de dls3000-3500 millones para pasar crema al déficit fiscal descontrolado por las exigencias de la crisis.