Informes Diario



06 / 04 / 2020: El gobierno trabaja sobre una cuarentena flexible


El gobierno nacional trabaja sobre una eventual flexibilización de la cuarentena una vez finalizado el período de la presente aislación. Sin dudas, el apremio de la inactividad económica lo moviliza.

En lo global, todas las bolsas recuperaron precio y el petróleo operó sostenido.

En general, las monedas Latam recuperaron valor entre 1,75% y 1%, liderando las mejoras el Real de Brasil.

Nuestra franja cambiaria libre CCL solo ajustó 1% cerrando su brecha en 38% Ar$90,00. El mercado informal de dólares transables en calle se encuentra virtualmente inoperable.

El mercado oficial de cambio operó un volumen ligeramente por encima de su promedio del mes totalizando 247 millones de dólares. El tipo de cambio de referencia bajó su ritmo de ajuste devaluatorio a solo 7,8 centavos de Peso nivelando la tasa anual del mes en curso a 41,92%tna (anterior 61,82%tna).

La novedad de ayer de postergar los pagos de vencimientos nacionales de deuda en moneda extranjera regidos por legislación local nos despertó ayer bajo el entendimiento de que el gobierno protege su caja hasta saber a qué acuerdo de deuda arribará con deuda de bonistas de ley extranjera, y cuándo. Hoy, esos bonos se operaban con descuentos de 20% afectando también a la oferta de dólares libres.

La situación que estamos viviendo internamente, por los efectos económicos de la pandemia con bajo impacto aún en la crisis sanitaria, es parecida a la coyuntura vivida durante la guerra de Malvinas, donde la sensación de la realidad vino en la post guerra.

Hoy pintan de escándalo los precios pagados por el Estado Nacional por los alimentos adquiridos para asistir en esta emergencia. El Estado Nacional pagó precios de alimentos exorbitantemente por encima de los “precios cuidados” de góndola creados para protegernos de la inflación, y rifando la confianza pública anteriormente ganada realimentando la inflación con expectativas cambiarias.

Las dificultades estructurales financieras de la cuarentena hoy anestesia la capacidad de reacción del mercado, pero no hay que subestimar esa capacidad.