Informes Diario



13 / 05 / 2020: Persiste la demanda y volatilidad en el segmento de CCL


Al promediar la semana el mercado de cambio alojado a través de las transacciones en bonos llamado CCL siguió mostrando subas y volatilidad mirándose en el espejo del mercado informal de calle, el cual cerró con una suba en su brecha de 7% en 95%Ar$132 y ya testeando el nivel cercano a una brecha de 100% por sobre el tipo de cambio de mercado oficial.

El riesgo país que llevaba una semana anotando mejoras con un acumulado de -17%, hoy también revirtió su tendencia subiendo 0,8% en el nivel 3032.

Los bonos y acciones del Merval copiaron lo anterior mostrando retrocesos. En el caso de los bonos, perdieron un 2% en promedio y las acciones bajaron 3,25%.

En lo doméstico, el Tesoro sigue llevando adelante sus canjes de deuda con buenos resultados. Por delante tenemos un canje propuesto de Letes (dls) y AF20 contra una canasta de bonos ajustables por CER.

En el exterior, los mercados se muestran sensibles a los rebrotes del virus aparecidos en Asia (China Y Corea Sur) empañando el optimismo con que se habían cargado los mercados luego de los procesos de reaperturas económicas.

El Real en Brasil hoy alimentó también las coberturas del segmento de CCL. El Real perdió hoy 1,12% ante una baja de la tasa de referencia al 3% anual y con el poder de Bolsonaro que día a día se va desprestigiando (temor de que el renunciado Moro se presente como candidato), además de que los registros de muertes por Covid alcanzan niveles inquietantes (10000 víctimas fatales). Con relación a lo anterior, nuestro tipo de cambio multilateral del BCRA (medido por t/c oficial) ha sufrido un retroceso a niveles de julio 2019.

Chile También entra en crisis sanitaria con  el 96% de sus plazas hospitalarias saturadas y obligan a cuarentena a la ciudad capital de Santiago. Además, Piñera solicita al FMI un préstamo precautorio de dls 24.000 millones.

En lo que hace a nuestro tipo de cambio libre, independientemente de que la demanda se apoya en la exuberancia de Pesos y la historia dogmática argentina de su correlación con suba de precios domésticos, también inciden trascendidos de posibles cambios en el BCRA, cuyo presidente no tiene aún la aprobación del Senado, la cual fue dilatada (CFK) por versiones de disconformidad del poder político en su desempeño con falta de atención a la disparada del tipo de cambio libre y otras políticas de crédito bancario pendientes de concreción.

Dentro del mercado de cambios, y tal como anticipamos, la tendencia alcista no cede a pesar de las últimas restricciones oficiales. En pleno proceso de reestructuración de la deuda junto a la incertidumbre del futuro económico ante la crisis tanto a nivel local como en el mundo, las presiones continúan. El marco económico de emisión monetaria y déficit fiscal no dejan de generar dudas, y el riesgo de default todavía se mantiene, por lo que tanto el CCL como el MEP(dlr Bolsa) siguen con presión alcista. Las brechas se ubican en los máximos.

Nuestro escenario donde la incertidumbre por la reestructuración de la deuda pone el gran interrogante, sumado a la más fuerte emisión monetaria por Covid y expansión de la base monetaria; es este el cocktail perfecto que responde a la presión al alza al tipo de cambio. Entonces, de sostenerse este escenario, no vemos por qué las cotizaciones del dólar dejarían de seguir subiendo estas semanas, siendo más crucial observar si hay traslado a precios de bienes.

La tendencia se da con un mercado oficial de cambio que sigue ajustando sus 9 centavos de Peso diarios (hoy 9,50). Siempre con el BCRA supliendo la falta de oferta o absorbiendo excesos (mas lo primero en estos días). El volumen hoy se arrimó a los 200 millones, lo cual es muy bajo. La exportación agrícola, con problemas de logística y retención de granos por parte del productor, hoy ingresó 62 millones de dólares, cifra que debería de ser con un 1 por delante.

Con un dólar oficial en 67,55, el dólar solidario se autodefine técnicamente en 90,00, quedando 30% por debajo del dólar informal. De no haber pandemia, el BCRA estaría financiando nuevamente viajes y compras en el exterior como ocurría en la anterior gestión de gobierno con los consabidos resultados de pérdidas rápidas de reservas.

En la negociación de la deuda, las discusiones se siguen en escabrosos caminos, pero que deberán cerrar con acuerdo. Hay acreedores de la anterior renegociación de N Kirchner que piden distinto tratamiento al canje, mientras que otros acreedores están trabajando en forma conjunta y se dice que buscarán la eliminación del alivio de capital propuesto por Economía e incluir el pago de cupones a partir del 2022, reduciendo así el periodo de gracia de tres a dos años. Otra alternativa con la que especula la plaza es que se haga el 22-05 el pago demorado y continuar negociando un mes más. Provincia de BsAs acompañaría en ese caso. También Mendoza está entrando en proceso de gracia en un pago.

La máquina productiva sigue clavada.

Los primeros indicadores de actividad económica de abril mostraron números catastróficos; se registraron caídas históricas en la producción automotriz, el consumo, la venta de insumos para la construcción, la recaudación tributaria y los despachos de cemento. La contracción acumulada entre marzo y abril sería del 15%. En sólo dos meses el registro equivaldría al de los peores 18 meses entre 2000 y 2002. Años para olvidar.

De modo que en respuesta a la necesidad de volver a la actividad, ayer se dijo que los industriales buscarán consensuar un protocolo de funcionamiento a las empresas manufactureras para poder desarmar la inactividad del conurbano bonaerense, en donde está instalado el 50% de la industria del país y que significa el centro productivo de la provincia de Buenos Aires. Preocupa el temor por la extensión de la cuarentena ante el "aumento natural" de la circulación del coronavirus que deje inactiva las máquinas y acelere el proceso de cierre de establecimientos fabriles.

Los empresarios ya se anticipan y  tienen desarrollado en las fábricas protocolos que incluyen el uso de material sanitario, espacio determinado para el distanciamiento social, plantilla reducida y ampliación de turnos, traslado privado y administrado de empleados e incluso análisis periódicos para evitar contagios dentro de los establecimientos.

Volviendo a la dinámica de los tipos de cambio, trasciende de inversores con Pesos que no quieren pagar estos niveles de brecha y que adquieren a “cierto precio” contenedores completos con insumos o bienes de consumo importados atrapados en depósitos de puerto (generando estadías y demoras en los pagos) para destrabar a pequeñas empresas con su actividad y la cadena de pagos clavada, reduciendo así el costo de brecha del inversor.

Por último, el petróleo y los commodities agrícolas que a media tarde operaban a pérdida (especialmente granos), finalmente tuvieron cierres aceptables. El petróleo cerró en 25,67 (+1,5%) y los granos sin cambios.