Informes Diario



14 / 09 / 2020: Con los nuevos bonos disponibles las franjas cambiarias libres se reiniciaron con expectativa


Luego de una semana donde los productos cambiarios CCL y MEP no se operaron con fluidez por falta de disponibilidad de bonos madurados en cuenta, hoy ese segmento cambiario volvió a operar con normalidad ajustando su brecha en una suba de 2 puntos en un cierre de 73% Ar$ 130,00.

El mercado informal de dólares billete transables en calle se muestra imperturbable en su nivel de Ar$130,00 lo que representa una brecha de 73% también.

De esta forma así, hoy la brecha CCL buscó converger a la senda que le indica la brecha informal expresándose ambas en un solo tipo de cambio.

En el mercado oficial la dinámica sigue siendo muy parecida a lo que venimos observando. El Banco Central en sus operaciones activas hoy convalidó un ajuste de 21 centavos de Peso en un tipo de cambio de referencia de Ar$75,115 el cual refleja una tasa de depreciación para el Peso de 33,04%tna en el tiempo incurrido del mes. En la semana anterior el BCRA tuvo una caída de reservas de 300 millones de dólares por sus operaciones activas de intervención cambiaria. El BCRA en los últimos veinte días hábiles debió intervenir en dieciocho de ellos resultando en un ritmo promedio diario de entregas de dls 67 millones. En ese mismo lapso el volumen osciló entre 176 y 312 millones de dólares.

Recordamos que el promedio diario de ingresos del sector exportador agrícola está en un ritmo de 88 millones de dólares.

Las expectativas siguen activas.

Por un lado el sector financiero opera en el segmento CCL con distancia de respeto a las posibles acciones de intervención del BCRA y Anses que disponen de pólvora bien seca luego de recibir importantes acreditaciones en bonos denominados en dólares.

También influyen en esas expectativas el dato de inflación de Agosto que se espera para esta semana. Otra fase de expectativa también la compone la esperada presentación del proyecto de Presupuesto Nacional, el cual puede proveer información que de indicios sobre decisiones a tomar se esperan e interpretar cuál es programa de política económica post pandemia. Un anticipo de Martin Guzman ya señaló que se espera bajar el déficit fiscal a 4,5%, desde el 6,5/7% del PBI estimado para este 2020 tema que también sería clave a la hora de negociar la deuda con el FMI.

El mercado de los nuevos bonos va ganando profundidad y ya vemos un nuevo riesgo país de nivel técnico hoy de 1122 (al incorporar los nuevos bonos) habiendo bajado 1000 puntos pero a 500 puntos de distancia de los socios de nuestra región.

El mercado de acciones sigue pesado en sus precios por la incertidumbre económica, el clima político tenso y la falta de reactivación. El cierre de negocios del grupo Falabella-Sodimac es un indicador. Solo muestran subas en acciones papeles ligados a las nuevas políticas de reactivación de obra pública como el sector cemento.

En el exterior las acciones en WStreet hoy mostraron recuperaciones, luego de varias jornadas de bajas lideradas por el sector tecnológico (10% desde los máximos recientes intra pandemia) lo que se asemeja a la burbuja creada en el 2000 con las empresas puntoCom.

Las elecciones presidenciales en Estados Unidos son también un evento de respeto y clave para el mercado.

El sentimiento, de un posible triunfo demócrata, pesa sobre las cotizaciones. La incertidumbre prevalecerá ya que se habla de la importancia en el resultado por el conteo de los llamados "Estados péndulos". Dicen ellos son más de 10 tales como Iowa, Nevada, Carolina del Norte, y Florida entre otros.

Por suerte para nuestro país y la balanza comercial; los commodities agrícolas siguen en piso firme con un casi ininterrumpido ciclo de subas. Hoy subieron los tres; trigo (0,92%) , soja (0,25) y maíz (0,14%).

El maíz presenta un muy buen panorama para nuestro sector agrícola ya que los daños por sequias en EEUU y la posibilidad de que ese saldo exportable se reduzca en forma (menor producción de 20 millones de tons), dando aires de suba para nuestros maíces (en nuestro mercado doméstico el maíz disponible alcanzó el máximo del año de 156 dls/ton)  pero siendo esto perjudicial (en el corto plazo) para las arcas de nuestro Banco Central ya que hay un buen excedente de cosecha actual en manos del productor, quien administrará con sapiencia ese tesoro angostando el flujo de liquidación de divisas de los exportadores. También la dinámica del precio y de esta situación dependerá de la evolución en nuestro país del riesgo climático en una actual situación de déficit de lluvias ya que el maíz es muy sensible a la necesidad de agua en su tiempo de floración (dic/enero) en la época más cálida.