Informes Diario



14 / 10 / 2020: Los tipos de cambio libres continuaron su suba. InflaciĆ³n sept dentro de lo esperado


La aversión al riesgo argentino se volvió a plasmar en una baja de bonos en dólares y en suba del riesgo país que trepó 2,6% en el nivel de 1404.

El proceso de negociación con el FMI será largo y el mercado se cubre de acuerdo a un escenario “difícil” dicho por el mismo FMI. Será necesario dar señales bien claras en el plano fiscal para retornar a los rendimientos de 11-12%tna (actuales 14/15%) logrados con el buen acuerdo de deuda hace dos meses atrás. Las actuales tasas de rendimientos de los bonos superan ampliamente las de otros países con misma calificación crediticia.

Las franjas cambiarias libres hoy operaron con volatilidad.

El mercado CCL subió 6 puntos su brecha a 111%Ar$163,00, mientras que el mercado marginal de calle donde se operan dólares billete, mantuvo su nivel en una brecha sin cambios de 114% Ar$166,00.

En el mercado oficial de cambio MULC el Banco Central a través de sus intervenciones diarias de compras y ventas de divisas va conformando la senda de ajuste del tipo de cambio el cual hoy fue solo una suba de 1,84 centavos de Peso. De esta forma la curva de tasa de devaluación que había sido firme a principios del mes, (hoy resulta 42,67%tna) de a poco se va moderando hacia la curva histórica del año de 32% acorde a los registros del mes anterior. El volumen de negocios hoy cayó 66 millones en un cierre total de 175 millones de dólares.

En cuanto al otro foco de riesgo que es los depósitos en dls del sector privado, los mismos siguen siendo afectados por retiros pero con una tendencia a la baja. El último registro del BCRA del 07-10, hubo egresos por dls 67 millones.

Desde el anuncio de la última contracción operativa vía nuevas normas del 15/9, los depósitos cayeron dls 1,680 millones, marcando un ritmo de retiros diario de dls 105 millones.

Para tener de referencia, después de las elecciones PASO 2019, donde Alberto Fernández obtuvo un buen posicionamiento electoral casi asegurando su elección, durante el mes siguiente se ocasionó una corrida bancaria donde se retiraron en promedio dls 434 millones por día.

En este contexto de insuficiente referencia de tipo de cambio las ON’s y el bono en Pesos con rendimientos definidos por ajuste del tipo de cambio han tomado el centro de la escena. El Bono dlr linked emitido hace algo más de una semana ha subido por acción de la demanda 5% siendo un objetivo de búsqueda de cobertura al riesgo de cambio.

Ayer el Presidente volvía a confirmar sobre una situación crítica pero que no hay intenciones de devaluar el Peso.

La inflación de septiembre resultó 2,8% (dentro de los registros de meses previos y por debajo de estimaciones privadas), acumulando en este tiempo transcurrido del año 22,3% (recordamos que entre enero y septiembre de 2019 ese mismo resultado era de 37,7%). De esta manera la volatilidad de los tipos de cambio libres hacen de indicador de aceleración de expectativas y la depresión económica de pandemia, y el congelamiento de tarifas es lo que ralentiza el ajuste de los precios de los bienes.

En el mundo externo los mercados siguen atentos a la pandemia.

En Estados Unidos, las expectativas siguen sobre las elecciones y los estímulos económicos y fiscales con polarización política. La idea de lograr un acuerdo antes del 3 de noviembre (elecciones presidenciales) se debilita, con ambos partidos enfrentados por el monto del paquete de estímulos. La última oferta de los republicanos (dls 1.8 billones) no parece suficiente para los demócratas.

En Europa, el Reino Unido y el Brexit siguen estirándose en el tiempo. El límite autoimpuesto por el Reino Unido para llegar a un acuerdo antes del 15 de octubre podría no ser cumplido. Las negociaciones sobre los futuros acuerdos comerciales con la Unión Europea no traccionan, y esto podría implicar mayores costos y barreras para el comercio a partir del próximo año.

Cerrando con lo nuestro, vemos lo mismo.

Las medidas que atacan los problemas de fondo se hacen esperar, donde el foco se mantiene en el comienzo de las negociaciones con el FMI a mediados de Noviembre.  El mercado maneja otros tiempos, y cuanto más espera el gobierno para resolver los problemas, la problemática se agranda.

La incertidumbre en las negociaciones con  el FMI es inevitable y se estima que los tiempos serán largos, y es por eso que el gobierno administra con el parche. De no llegar con los tiempos hay dos alternativas, desdoblamiento cambiario

con efecto adverso sobre los contratos o alternativamente un mercado libre de cambio con aceleración del efecto inflacionario.