Informes Diario


ENERO FEBRERO MARZO ABRIL MAYO JUNIO JULIO AGOSTO SEPTIEMBRE OCTUBRE NOVIEMBRE DICIEMBRE

17 / 02 / 2021: Los tipos de cambio libres profundizan bajas mientras el riesgo Argentina se estresa en el exterior


Como veníamos viendo, febrero está siendo satisfactorio para el BCRA, engrosando con discreción sus arcas (hoy +45 millones); y los tipos de cambio libres se relajan con bajas observando de reojo el fenómeno BCRA.

En el mercado oficial de cambio MULC, el tipo de referencia hoy cumplió su ajuste programado de 40,67 centavos de Peso en Ar$88,9450. Así, la tasa de depreciación del Peso lleva en febrero un ritmo suavizado voluntariamente por BCRA de 36,24%tna (contra enero de 45,59%tna) y un ajuste acumulado en los días de 2021 de 42,49%tna.

La liquidación de divisas del sector agrícola con un ritmo sostenido de ingresos de 95 millones de dólares diarios contribuye con franqueza a la buena performance del BCRA. Este sector está bendecido por precios altos en sus commodities, un cambio de ciclo en el régimen de lluvias, y un aumento de retenciones suspendido por un tiempo.

La semana pasada, el BCRA sumó compras de reservas de dls 235 millones en el mercado de cambios. De esta manera, acumula en el mes de febrero un saldo neto positivo por su intervención superior a los dls 400 millones. El volúmen promedio diario fue de dls 237 millones en lo que va del mes -por encima de los dls 205 millones promedio diario de enero. Toda esta dinámica le permitió al Banco Central abrir algo más la válvula de aprobaciones de importaciones retenidas en bancos comerciales.

Febrero se instala como un mes calmo en tensiones cambiarias a pesar de la incertidumbre inflacionaria que aún reina. El BCRA pudo recuperar reservas, dándole mayor confianza al Ministerio de Economía para bajar el ritmo de devaluación del dólar oficial de cara a las elecciones Legislativas de este año. La estrategia del Gobierno será cuerpear una aceleración de la inflación, con un ritmo menor de devaluación y mayor tranquilidad cambiaria. Aún así, la magnitud de las brechas sigue siendo distorsivo para el desenvolvimiento de la economía. Entendemos que el BCRA busca ir desacelerando el ritmo de devaluación diaria con el objetivo de reducir el traslado a precios internos de la economía después de que la inflación alcanzara el 4% mensual por segundo mes consecutivo.

Volviendo a las divisas que aporta el sector primario, la soja de primera como cultivo está en una instancia de alto desarrollo, Las lluvias recibidas en los ultimos diez días mejoraron notablemente un panorama que en algunas regiones era crítico. La posibilidad de recibir lluvias adicionales en esta semana, será clave para asegurar buenos rindes. Las subas de precio del mes de enero pasado movilizaron a productores a hacer siembras de soja de segunda y generando así ventas de granos y estimulando a la exportación en nuevas ventas de divisas que permitieron tomar aliento al BCRA. El mercado CCL y MEP mantienen sus brechas ofrecidas en nivel 66% pero lideradas por el mercado marginal de calle que hoy perdió 2 puntos en su brecha en 66% también en Ar$148,00.

Como dijimos arriba, la dinámica y falta de resultados en los acuerdos de “precios cuidados” conspira en la lucha contra la inflación. De este fenómeno se nutren las subas de los bonos con rendimiento CER; estos, con mantienen una tendencia positiva. El dato del índice de inflación de enero del 4% alejado de la estimación del presupuesto da temperatura y empuje a las subas de estos títulos. En este sentido, la curva CER mostró una suba promedio del 2% la semana pasada.

En otra vereda, y asociados a los retrocesos cambiarios, los títulos dlr Linked  T2V1 y TV22, b ajaron de precio la última semana un 3.8% y 3.5%, alcanzando rendimientos del -0.6% y -1.4%.

En el ámbito internacional febrero contiene optimismo, con los principales índices al alza, en medio de una recuperación económica que va cobrando impulso, pero con el cuidado de tantear pasos en un clima de precios máximos. WStreet se sostiene con la expectativa de un repunte en la demanda. Los precios del petróleo crudo, que sumaron cerca del 4% en la última semana y que acumulan un alza de 13% en el mes, se condicen con esa expectativa. Hoy el crudo cerró con un alza de 1,93% en dls61,22 sintiéndose cómodo en el nivel 60.

También es cierto que el mercado estadounidense (y otros también) comienza de a poco a enfocarse en la aceleración de los precios, a medida que la recuperación económica, junto a los estímulos fiscales adicionales, alimentan las expectativas inflacionarias.

Los expertos dicen qué tan alta sea la inflación en los próximos meses dependerá de cuánto ajuste el empleo en salarios.

La tasa de los bonos a diez años del Tesoro estadounidense empatiza con el escenario anterior y se anticipa con alzas ubicándose en torno al 1.30% anual, siendo este su nivel más alto desde marzo del año pasado.

Este movimiento comienza a intimidar psicológicamente sobre las acciones en el caso de que alcanzar una inflación más alta de lo esperado.

Volviendo a nuestro país, el mercado sigue sin cambiar su visión de largo plazo ante falta de expectativas, la ausencia de un anuncio de plan de reformas estructurales, y un acuerdo con FMI. Esta visión se plasma en una volatilidad cuasi permanente, con el riesgo país que hoy subió 1,6% registrando cerca de sus máximos en 1484 y los bonos en dólares con rendimientos desregionalizados con respecto a vecinos de nuestra propia región.

Si bien hay un optimismo respecto a las negociaciones con el FMI, el mercado espera señales concretas en las cuales creer.

Habiendo superado el canje de YPF, el objetivo de corto/mediano plazo que gana mayor protagonismo ahora son las negociaciones del gobierno con el FMI para antes de mayo próximo. El mercado pone foco en las medidas que podría imponer el fondo, que tendrían que ver con una mayor disciplina fiscal y medidas que apunten a bajar la brecha con el dólar oficial. Este acuerdo impactará en los mercados según cuanto ayude a una recuperación económica y solucione los problemas de la Argentina, aunque es más una condición necesaria y no suficiente para pensar en una recuperación de largo plazo.

Las elecciones Legislativas de este año, con las PASO de agosto que no están definidas y la primera vuelta será en Octubre. Las expectativas comenzarán a instalarse en el mercado en los próximos meses, con el armado de las listas de los distintos partidos y las especulaciones sobre el resultado a medida se acerque la fecha definitiva. Afortunadamente, ese período preelectoral lo tomará al Tesoro y BCRA con flujos de ingresos de dólares frescos de la cosecha gruesa, pero bueno será evitar emponderables para que las brechas no se disparen a los picos que conocimos en el último trimestre 2020.