Informes Diario


ENERO FEBRERO MARZO ABRIL MAYO JUNIO JULIO AGOSTO SEPTIEMBRE OCTUBRE NOVIEMBRE DICIEMBRE

24 / 06 / 2021: Los tipos de cambio libres se afirman de acuerdo a su estacionalidad


Los mercados de cambio financieros y el mercado marginal de cambio de calle afirmaron sus brechas contra el tipo de cambio oficial.

El segmento CCL operó con volatilidad sumando otro punto a su brecha en 75% Ar$167,50, mientras que el MEP subió 4 puntos su brecha a 72% Ar$163,98.

El mercado informal de calle sumó 3 puntos a su brecha en 77% resultando (después de un largo tiempo) el tipo de cambio más caro de todos los tipos de cambio en Ar$169,50, incluso por encima del tipo de cambio técnico oficial “Solidario” de Ar$166,80.

La estacionalidad de cobros anticipados de aguinaldos alteró la tranquilidad que tuvieron estos tipos de cambio. También incide la anticipación del mercado a la mayor afluencia de Pesos proveniente de los reintegros de impuesto a las ganancias de Afip. Estamos en el nivel más alto del año de tipo de cambio marginal, aunque aún lejos de aquel nivel de $190 del año 2020 cuando la intervención oficial aplastó la corrida por varios meses. La volatilidad de hoy también estuvo relacionada a un calificación a la baja a los productos financieros argentinos bajándolos de la condición de emergentes a stand-alone. Si bien el cambio baja la calidad frente a los inversores también es cierto de la calificación da oportunidades a inversores especialistas en este tipo de riesgo los cuales se vuelcan con mayor vehemencia cuando la buena apreciación del riesgo los atrae.  

Hoy hubo algunas intervenciones oficiales discretas en los tipos de cambio financieros, pero intuimos que las autoridades preservan la munición seca para cuando se observe mayor volatilidad y la tendencia pinte a inducción de una corrida.

El mercado oficial de cambio no alteró su curso. El tipo de cambio de referencia agregó un ajuste de 2,83 centavos de Peso en Ar$95,5583 manteniendo la tasa de devaluación achatada en 28,13% tna en el tiempo transcurrido desde el inicio del año. El volumen de plaza fue muy bueno en 369 millones desprendiéndose solo un excedente de 30 millones que fueron comprados por el BCRA pero siendo indicador de que la entidad dio paso libre a obligaciones de importación y servicios financieros con obligación de cancelarse.

Los bonos soberanos en dólares fueron perdiendo impulso acorde a la recalificación con bajas de entre 1 y 2%.

De esta manera, los títulos soberanos en dólares desaceleran la recuperación en lo que va de junio.

El Riesgo País, por su parte hoy también cayó 1,1% cerrando en 1551.

Tras el acuerdo alcanzado con el Club de Paris, el Gobierno evita el default y extiende el plazo para terminar de pagar los dls2.400 millones hasta el 31 de marzo del 2022. Así, se evita entrar en cesación de pagos y no paga las penalidades, pero no deja de ser una solución parcial para comprar algo de tiempo. En el corto plazo ayuda a aliviar el panorama desde el punto de vista cambiario-reservas, pero no se espera que este acuerdo genere un cambio muy grande en las expectativas actuales del mercado. Las negociaciones con los organismos multilaterales se dejan para después de las elecciones y con ello las exigencias que puedan venir en términos de equilibrios macroeconómicos.

El Merval se estabiliza y fortalece de cara al anuncio de cambio de calificación del MSCI, aunque el sector bancos pierde gradualmente valor, entendemos frente a una etapa eleccionaria donde el sector termine pagando algún costo en reprogramaciones de las tenencias en letras en post elecciones.

Los mercados internacionales operaron con verdes, ya que las acciones ganan algo de impulso después de estar estancadas durante la mayor parte de la semana. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cerró  1,494%, el petróleo por arriba de los 73 dólares.

Los granos continuaban pesados en el mercado de Chicago corrigiendo a la baja entre 0,7% y 2% frente a la nueva posición del anuncio de China de moderar la volatilidad generada por sus coberturas en todos los commodities y esto tangencialmente también incide en la demanda de dólares libres que ven un BCRA menos activo en la compra de reservas.

La situación de los altos rendimientos de la tasa de nuestros bonos en dólares (nivel de desconfianza), altas brechas en tipos de cambio libres y alto nivel del riesgo país deberían de ser alertas que terminen contagiando al costo financiero privado, pero esto no ocurrió en el caso de la colocación y emisión de una ON de Mastellone de ayer, donde la ON en dólares a 30 meses se colocó a una tasa de 5.5%.

Evidentemente los activos privados cuentan con una mejor apreciación de riesgo.

No obstante los próximos días serán de poner atención y tener cuidado a la volatilidad.

Las empresas en sus áreas operativas deberán velar por los costos internos evitando convalidar costos en Pesos que adhieren costos implícitos transferidos desde las expectativas cambiarias del sector financiero.