Informes Diario


ENERO FEBRERO MARZO ABRIL MAYO JUNIO JULIO AGOSTO SEPTIEMBRE OCTUBRE NOVIEMBRE DICIEMBRE

07 / 02 / 2022: Brechas retrocediendo sin actividad genuina y el ritmo de devaluaciĆ³n oficial con ritmo progresivo


El ritmo de devaluación del tipo de cambio oficial sigue aumentando día a día en forma progresiva. Hoy el tipo de cambio oficial MULC aumentó 10 centavos de Peso en un cierre de 105,7950. La tasa de devaluación de hoy para el tiempo transcurrido del año es de 27,04%tna (la progresión de las jornadas de febrero hasta ayer es 25,67, 25,77, 25,98, 26,30, 26,82%).

Hoy el banco Central en su ronda de intervenciones cambiarias cerró con un saldo positivo de 2 millones de dólares.

En línea con el menú que anunció Miguel Pesce la semana pasada, el ritmo al que se mueve el tipo de cambio oficial continuó acelerando hasta llegar a la máxima velocidad anualizada en once meses. Es evidente que el mercado espera para los próximos meses que el dólar oficial continúe subiendo a una velocidad aún mayor. De lo anterior se esperan tasas mensuales crecientes: 3,86% en febrero, pico de 4,25% en marzo y leve descenso a 3,83% en abril. Expresado de otra forma, la suba del dólar oficial de 4,25% mensual para marzo equivale a una TNA de 51,7% o una TEA de 67,7% (que se ecualizaría con una inflación anualizada de 62% para ese mes (según BCRA). Por lo pronto, nos sumamos al consenso de mercado en que el ritmo se acelerará considerablemente, pero todo puede ser alterado pues las autoridades observan su tablero de control con detenimiento por el comportamiento de la inflación.

Siguiendo con el día a día, es evidente que la tasa de devaluación tiende a armonizarse con la tasa de interés en pesos y esto abre llamados de atención sobre un MULC que en algún momento podría engranarse si esto ocurre. Relacionado con esto, vuelven a escena las versiones de una nueva suba de tasas que estaría al caer (para financiar los baches y renovaciones del Tesoro). El spread entre el crawling peg y la tasa BADLAR privada se ha reducido desde 16,8 puntos porcentuales el 25 de enero a 3,3pp ayer. Algunos esperan que, para darle espacio a un mayor ritmo de suba del tipo de cambio, el BCRA podría volver a subir las tasas de interés este jueves en su reunión de directorio.

Relacionado con lo anterior y ante un escenario político que comienza a sugerir que oficialismo y oposición comienzan a moverse hacia hablar y buscar un acuerdo en la aprobación del paquete FMI, las brechas cambiarias perdieron volatilidad. El CCL perdió 2 puntos más en su brecha (-9 puntos en el mes) en un cierre hoy de Ar$217,00. El tipo de cambio MEP, mas fidelizado con las tendencias hoy cayó un punto de brecha 98% (-6 puntos en el mes) en un cierre de Ar$209,50.

El mercado marginal de dólares billete que opera en calles hoy cerró sin cambios en su brecha en 102% Ar$214,00.

Los bonos argentinos hoy mostraron mejoras leves de 0,6% y el Riesgo País tuvo el mismo recorrido en un cierre de 1774.

La intención de acuerdo con el FMI evitó un escenario disruptivo, pero está lejos de ser el conductor de una recuperación sostenida de la economía en el tiempo. Las declaraciones de Máximo Kirchner aclarando que su renuncia no busca boicotear el tratamiento del acuerdo en el Congreso pusieron paños fríos a la situación. La cuenta regresiva a marzo sigue su marcha con un BCRA flaco en divisas.

No obstante, el repunte de los precios de la soja y el maíz (máximos en nueve meses) brindan cierto alivio hacia el mediano plazo.

La inflación: El mercado está esperando con ansiedad conocer el IPC de enero, que el Indec difundirá el martes 15 de febrero. Representantes del Indec explicaron cómo están haciendo las mediciones, de un mes de enero que el gobierno dice que tendrá una inflación del 3,8%, pero otras entidades privadas lo ubican mucho más arriba, en el 4,5% mensual o más.

No obstante, en el exterior el clima financiero no nos favorece. El despertar de las tasas de largo plazo identificadas en la tasa de rendimiento del bono de EEUU a 10 años (US10Y) rompe en subas en forma diaria (hoy 1,9560 contra 1,7860 de la semana anterior). Curiosamente los mercados de acciones globales hoy operaron con discretas subas, lo cual deja la impresión de que los mercados del mundo desarrollado le tienen menos miedo a la suba de tasas que preparan la Fed y el BCE, y tampoco se ven tan influenciados por la crisis en Ucrania. En definitiva la contracara es que este clima perjudica a todo el universo emergente y argentina no es la excepción. Los bonos de la región (Brasil, Chile, entre otros) sumaron entre +3/+7 puntos básicos en sus rendimientos.

Las suba de varios precios globales asombra, y los commodities hacen girar las cabezas.

De manera tranquilizadora, el petróleo retrocedió 2,4% hoy, pero los metales preciosos siguen en alza, los metales básicos están firmes, con el aluminio y el níquel alcanzado precios sorprendentes, algunos en récords sin precedente. Parece ganar espacio en el mundo la idea de que la economía global irá a una especie de recesión, global, si no es algo mayor (hay quienes ven una depresión) y con eso las criptomonedas se reanimaron con importantes subas, tanto que el Bitcoin (que había bajado hasta dls34.500) está otra vez en los dls 44.000.

Los granos son peronistas pues otra vez de manera positiva para Argentina, los granos están resurgiendo de manera notable dándole aire al agro frente a pérdidas por sequía y al BCRA en posibilidad de recuperar reservas.

Obviamente esta condición de los granos obedece a algo especial: la importante sequía que viene sufriendo el hemisferio sur, por lo que se esperan cosechas bastante magras, es decir escasez de oferta de granos, de ahí que la suba sea tan sostenida. Esto es en gran parte derivado de la ola de calor que viene sufriendo el país, ahora más en las provincias del norte, tanto que el gobernador de Corrientes acaba de dictar estado de emergencia porque el fuego arrasó unas 335.000 hectáreas de esa provincia.

Tras conversaciones con Vladimir Putin, el presidente francés, Emmanuel Macron, se reunió hoy con el presidente de Ucrania. Ayer, el Kremlin mencionó que sus tropas en Bielorrusia regresarían a la base y Macron informó que desde Rusia esperan que el conflicto no vuelva a escalar. De esta forma, el petróleo hoy se movió fuertemente a la baja con el WTI que cerró hoy en dls 89,11. Mientras tanto, el suministro también está bajo presión por la reanudación de las conversaciones nucleares con Irán, de las cuales se espera surja un acuerdo para que el país vuelva a exportar petróleo antes de fin de año.

Cerrando con lo doméstico que es lo que nos preocupa: nuestro país:

El día D para acordar con FMI es el 22 de marzo, dentro de exactamente seis semanas.

Si no se toma el curso adecuado existe la posibilidad de que se produzcan más salidas de depósitos en dólares si la confianza en las políticas públicas o en el BCRA se deteriora aún más. Todos intuimos que el BCRA tiene pocas reservas en moneda extranjera para restituir depósitos en dólares y apoyar a los bancos en una crisis.

Es de esperar con lógica que el Peso alojado en el tipo de cambio oficial continúe depreciándose hacia 2022-2023 en medio de la inflación alta.

Algunos analistas locales respetan el gran temor ya que no hay la posibilidad de un default de la deuda en dólares renegociada con los bonistas; sino que se complique la deuda en pesos, como le ocurrió a MMacri.

Los bonos ajustables por CER que vencen en plazos no muy largos ya tienen un volumen equivalente a unos dls 62.000 millones. Son bonos en pesos, que pueden ser licuados si hay una devaluación abrupta.

Las licitaciones de Guzmán están condenadas a lograr renovar colocaciones, y si no hay pericia puede haber chances de terminar en un nuevo reperfilamiento (término creado por MMacri frente a la impericia).

El próximo viernes, el Tesoro en manos de Martín Guzmán volverá a intentar colocar deuda, y cada llamado se irá convirtiendo en un nuevo desafío, hasta que se termine de firmar el acuerdo con el FMI.